Tesla, los inversores apuestan en “corto” 8.200 millones de dólares

Algunos inversores se muestran escépticos. El precio de la acción de Tesla cae un 20% desde mediados de septiembre, y es el valor estadounidense sobre el que más posiciones cortas se toman por volumen en dólares, según los datos de los analistas S3 Partners. Los inversores que piensan que el precio de las acciones caerá han hecho apuestas por valor de 8.200 millones de dólares. Según los datos de Bloomberg, eso equivale al 16% de las acciones en circulación. (Siendo justos, la cifra es menor al 27% de marzo de 2016).

Las dudas están fundadas. Hasta el mes pasado, el número total de vehículos producidos por Tesla ascendía a 250.000 unidades. Volkswagen y Toyota fabrican cada uno esa cifra cada 10 días. Los fabricantes de coches tradicionales poseen décadas de experiencia que les otorgan ventajas reales a la hora de construir cadenas de montaje eficientes, y de gestionar largas cadenas de suministro.

Mientras Tesla acaparaba todos los titulares, General Motors ha ido construyendo en silencio coches eléctricos para el mercado generalista. En los 10 meses hasta el 31 de octubre, ha entregado 17.083 unidades de su nuevo vehículo totalmente eléctrico Chevrolet Bolt y otras 16.710 de su híbrido enchufable Volt. También prometió que produciría al menos 20 nuevos modelos eléctricos para 2023.

El mercado escucha. Las acciones de GM suben un 30% en los 12 últimos meses, y ha recuperado su corona como el grupo de coches más valioso de EEUU, tras perderla brevemente frente a Tesla. GM está ganando cuota de mercado en los coches convencionales y muchos inversores creen que está mejor posicionado que muchos rivales para sobrevivir al futuro paso a los coches eléctricos y sin conductor. La firma no sólo cuenta con el Bolt, sino que también invirtió 500 millones de dólares en la compañía para pedir coches Lyft a principios de 2016.

El ex vicepresidente de GM Bob Lutz sembró la polémica recientemente prediciendo el “final de la era automotriz”, con lo que quiere decir que la gente dejará de tener y conducir coches. Prevé que ese poder pasará a los propietarios de flotas -incluidas las app para pedir coche- y a grupos tecnológicos como Uber y Waymo, la división de coches autónomos de Google. Aunque esté en lo cierto, seguirán haciendo falta vehículos fiables bien diseñados, y alguien tendrá que construirlos. Los fabricantes de coches tradicionales poseen un largo historial probado.

Musk aún puede sacarse un conejo tecnológico de la chistera, como hizo Henry Ford al revolucionar la manufactura instalando la primera cadena de montaje en 1913. Pero hasta que lo haga, los inversores harían bien en recordar que gestionar producciones masivas y largas cadenas de suministro no es una tarea fácil. Los fallos pueden resultar costosos -y fatídicos. Tesla brilló creando entusiasmo por los coches eléctricos. Pero puede no ser el que se beneficie cuando sus esfuerzos den fruto…

Leer más: Tesla, los inversores apuestan en “corto” 8.200 millones de dólares 

Desde está web avisamos el 10 de Junio justo cuando su cotización estaba en máximos históricos, publicamos: “Tesla una gran burbuja

Desde el 24/11/2017 Black Friday, Cyber Monday

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

AITA

Actualmente Ceo. de noticiasdeaita.com .es En bolsa desde el año 2.000 colaborador y administrador en el foro del mundobursátil.com durante más de cinco años.

Deja un comentario

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar