Cinco reglas de Buffett para invertir en valor

Cinco reglas de Buffett para invertir en valor. Warren Buffett es el inversor más famoso del mundo y el padre de la teoría de inversión en valor. Su filosofía no puede ser más sencilla, y a la vez más complicada. Buscar empresas de calidad pero siempre a precios bajos, es decir, descubrir el oro allá donde el mercado solo ve cenizas. Se han escrito ríos de tinta sobre esta metodología de inversión, tan fácil de explicar y tan complicada de ejecutar. A modo resumen, el libro ‘Aprenda a invertir como Warren Buffett’ de la editorial Plan B ofrece la cinco reglas para invertir en valor.

1.- Piense como el dueño

“Cuando compro una acción, me imagino que estoy comprando una empresa entera, como si estuviera comprando una tienda en una calle céntrica.” Si compras una tienda quieres saber todo acerca de ella. ¿Qué productos vende la tienda? ¿Qué tan constantes son sus ventas? ¿Qué competidores tiene la tienda y qué la distingue de ellos? ¿Qué podría ser lo más preocupante de ser dueño de una tienda como esta?”, dice el Oráculo de Omaha según lo J.Train en su libro ‘The Midas Touch’. Tal vez suena simple, pero este es el enfoque que Warren Buffett aplica sobre las decisiones de sus inversiones.

2.- Invierta siempre a largo plazo

Buffett no entiende de prisas, y de hecho, una de las características que mejor lo definen es la inversor paciente. Compra acciones de ‘buenas empresas’ a precios bajos y después mantiene estas acciones en su cartera hasta que llegan a un buen precio. Algunas empresas llevan en su poder una decena de años. Cuando algunos inversores han pedido consejos a Buffett, él les ha indicado principalmente la importancia de la paciencia.  Así ve las cosas el inversor según lo expuso en el informe de Berkshire Hathaway de 1996. “La meta como inversor simplemente debería ser comprar, a precios racionales, una parte de interés en un negocio que es fácil de entender, donde las ganancias están virtualmente seguras de estar materialmente más altas dentro de cinco, diez o veinte años.

3.- Ignorar al mercado

Buffett ha reconocido en más de una ocasión que su gran maestro fue Benjamin Graham, autor del libro ‘El inversor inteligente’, en el que exponía ideas como esta. “El inversor de acciones no hace lo correcto ni lo incorrecto porque otros están de acuerdo o en desacuerdo con él; él hace lo correcto porque su análisis es correcto”. La idea que subyace bajo este principio es muy simple y pasa por ignorar completamente al mercado, especialmente cuando éste se ha metido en una dinámica de hacer locuras. “El inversor que se preocupa indebidamente por cambios injustificados de las acciones de su empresa esta perversamente transformando su ventaja básica en una desventaja básica,” […]

4.- Definir el valor intrínseco

Según Warren Buffett el valor intrínseco es igual a todas las ganancias que una empresa genera en su vida económica. La diferencia entre el valor de mercado y el valor intrínseco de una acción define si una acción es atractiva para ser comprada o no. Cuando el valor intrínseco está suficientemente por debajo del valor de mercado, su futuro rendimiento es casi seguro. Normalmente, el valor intrínseco se decide viendo los fundamentales de una empresa. Al igual que las personas que buscan buenas ofertas, los inversores en valor buscan productos de buena o alta calidad, pero a precios bajos. Con otras palabras, alguien que invierte en valor busca acciones que él piensa que están en el mercado por debajo de su valor real. Entre los elementos que cita Buffett antes de analizar una inversión, está una lista de control con diferentes criterios a aplicar.

a. Rendimientos: Buffett se fija en el ROE (return on equity) que mide lo que gana la empresa con el capital de sus accionistas.

b. Deuda: Suele usar el ratio deuda/capital propio y busca valores que no superen el 0,5%. Por encima, la empresa no es interesante.

c. Margen de ganancias: No solo tiene que ser lo suficientemente alto sino que debe crecer de manera consistente.

d. El valor contable muestra un crecimiento positivo.

El cálculo del valor real se hace con la metodología de Buffet empleando el PER (ratio precio/beneficio), el Beneficio por Acción (BPA) y el Promedio Esperado de crecimiento de los beneficios durante los próximos cinco años.

5.- Buscar empresas superiores

Si los anteriores son criterios cuantitativos, aquí entramos ya con los parámetros cualitativos, lo que pasa por buscar empresas que tengan un potencial por encima de la media y cuenten además con un buen equipo directivo. Aquí hablamos de que ambas cualidades crean una ventaja competitiva, definida por la calidad de un producto o servicio que fabrica o presta la empresa, o por el trabajo de su equipo directivo. La lista de comprobación cualitativa pasa por detectar, en primero lugar, si la empresa tiene una ventaja competitiva, que es la que le permitirá vender sus productos con un margen más alto que la competencia. Además, debe ser una ventaja sostenible, es decir, que la empresa no tenga que dedicar recursos de capital cada vez mayores para mantenerla. Este enfoque entronca con la conocida idea de foso defensivo. Las buenas empresas son prácticamente lo contrario de las empresas malas. Las buenas empresas frecuentemente se encuentran en una posición de monopolio…

Leer más: Márquese un Buffett: las cinco reglas para invertir en valor

AITA

Actualmente Ceo. de noticiasdeaita.com .es En bolsa desde el año 2.000 colaborador y administrador en el foro del mundobursátil.com durante más de cinco años.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar